img1Si te despertaste a la mitad de la noche con una grandiosa idea para una app móvil, la puedes imaginar, sabes que es útil y que le gustará a muchas personas… entonces no dudes en desarrollarla y obtener ingresos gracias a tu brillante idea.

Si se trata de tu primer intento por desarrollar una app, aquí te ofrecemos una guía sobre el proceso que debes llevar a cabo.

#1 Define tu meta

Tener una gran idea es el punto de inicio para cualquier proyecto nuevo. Antes de comenzar a desarrollar la aplicación, primero debes definir el propósito y misión de tu app. ¿Qué hará? ¿Cuál es su atractivo principal? ¿Qué problema va a resolver? o ¿Qué aspecto de la vida mejorará? Tener una meta clara para la app te ayudará a desarrollarla más fácil y con más rapidez.

#2 Comienza a diseñar un boceto

Al comenzar a hacer bocetos estarás sentando las bases para tu futura interfaz. En este paso debes conceptualizar visualmente las características principales, el diseño y la estructura de tu aplicación.

Tener un boceto bien definido de tu app te ayudará a ti y a cualquiera de tu equipo a entender la misión. Los bocetos realizados deben ser usados como referencia para la próxima fase del proyecto.

#3 Investigación

Esta investigación tiene cuatro propósitos principales:

  1. Averiguar si existen otras aplicaciones que ya están haciendo lo que tú quieres.
  2. Encontrar inspiración para diseñar tu app
  3. Conseguir información sobre requisitos técnicos para tu app
  4. Averiguar cómo puedes comercializar y monetizar tu app

Aun cuando creas o estás casi seguro de tener una idea revolucionaria, tu ilusión podría morir bastante rápido. Actualmente existen más de 1 millón de apps para Android y iOS, por lo que crear algo “nuevo” que no haya sido creado antes es casi imposible. Sin embargo, no debes desanimarte por aquellas aplicaciones similares a la que quieres desarrollar; enfócate en tu propio proyecto y en capturar usuarios para tu app. Aprende de los aspectos clave y de los errores de tus competidores y sigue tu camino.

Te podemos recomendar una página de ventas para diseñadores llamada Dribbble, los diseñadores la usan para mostrar su trabajo a otros en busca de un feedback y para conseguir la inspiración en otros artistas.

#4 Aspectos técnicos

Es hora de pensar en los aspectos técnicos de tu app, hallar los requerimientos y tener una imagen clara de tu idea, saber con honestidad si es una opción viable y posible desde un punto de vista técnico. En la mayoría de los casos habrá alguna solución alternativa para proceder, así sea a través de una ruta un poco distinta.

En esta fase también debes asesorarte sobre las restricciones legales, como copyright y preguntas de privacidad; de esta forma comprenderás completamente tu situación.

Si cuentas con personas con experiencia en la industria, contáctalas y pide su opinión de experto acerca de tu idea desde el principio, trata de ser tan explícito como sea posible.

#5 Marketing y Monetización

Una vez que hayas confirmado la viabilidad de tu app, deberías pensar en la estrategia que usarás para entrar en el mercado. Determina tu nicho y estudia cómo alcanzarás a tu usuario objetivo, necesitas saber cómo harás el acercamiento y demostrarles el valor y utilidad de tu app.

Quizá lo más importante para ti sea hallar la manera de que tu app genere dinero, por lo que debes preguntarte si le cobrarás al usuario por descargar la app, o si la ofrecerás sin costo alguno pero cobrarás por publicidad en tu app; recuerda que para esta última opción necesitarás un gran número de usuarios para poder ver las ganancias.

La verdad es que existen varias formas de monetizar una app, depende de ti el canal que escojas para hacerlo.

#6 Crea un guion de gráficos

img2En esta fase tus ideas y características de la app se funden en una imagen más clara. Debes proceder a crear una maqueta o prototipo de la aplicación. Puedes conseguir un gran número de herramientas en línea, pero los más conocidos o los que te queremos recomendar son Balsamiq, Moqups y HotGloo; estas herramientas no solo te permiten arrastrar y soltar todos los marcadores de posición y gráficos en su lugar, sino que también puedes añadir funcionalidad a un botón, así podrás darle clic a tu app en modo de revisión.

La idea con el guion de gráficos es que puedas construir una especie de mapa que te ayudará a entender la conexión entre cada pantalla y cómo el usuario puede navegar a través de tu aplicación.

Sus wireframes y storyboard (guion de gráficos) se convierten ahora en la base de su estructura de back-end. Dibuja un esquema de sus servidores, APIs y diagramas de datos. Esto será una referencia útil para el desarrollador, y a medida que más personas se unan al proyecto, tendrás un diagrama (en su mayoría) auto-explicativo para que lo estudien. Modifica los wireframes y storyboard de acuerdo a las limitaciones técnicas, en caso de que haya.

#7 Prueba tu prototipo

Pídele a amigos, familiares y colegas que revisen tu prototipo, pero pídeles un feedback honesto, que traten de identificar las fallas y los enlaces sin salida. Si es posible, invítalos a tu estudio o a tu lugar de trabajo y pídeles que prueben el prototipo en tu presencia, supervisa cómo utilizan la app, toma nota de sus acciones y adapta tus UI/UX a ellas.

El objetivo en esta fase es concretar el concepto de tu aplicación antes de que comience el proceso de diseño. Una vez que empiezas a diseñar es mucho más sencillo cambiar las cosas, por lo tanto, mientras más claro sea el prototipo desde el principio, mejor.

En el caso de que tengas una idea brillante para un app pero te parezca complicado desarrollarla por ti mismo, recuerda que tienes la opción de hallar a un desarrollador, he aquí tres canales esenciales que puedes usar para encontrar al desarrollador adecuado para ti y tu app:

  • Redes cercanas y ampliadas: Pregúntale a todos tus conocidos si conocen a algún desarrollador, siempre hay un amigo, conocido o amigo de un amigo que trabaja en ello y no lo sabes. Cuando des con la persona coméntale la idea para saber si le interesa, si la persona no está interesada en tu idea, no te preocupes, usa las preguntas que te hizo acerca de la app para perfeccionar tu visión y pídele que te conecte con otra persona que desarrolle apps.
  • Institutos y universidades locales: lo más seguro es que estos sitios cuenten con algunos desarrolladores destacados; la mejor manera de contactar a estos estudiantes es a través de los profesores, puedes acercarte directamente a estos profesores y contarles tu misión. Ten en cuenta que trabajar con estudiantes requerirá más tiempo para el desarrollo puesto que éstos deberán equilibrar su tiempo para las clases, pero la ventaja es que aun con los mejores estudiantes mantendrás bajos costos para ti.
  • Freelancers: existen demasiadas páginas web o plataformas que reúnen freelancers que ofrecen servicios de todo tipo a precios razonables. Puedes trabajar con estas personas para poner en marcha un boceto o para desarrollar completamente tu app. No obstante, trata de conseguir el freelance adecuado con quien puedas trabajar a largo plazo; si tu app escala, necesitarás de un desarrollador que conozca muy bien tu app para que trabaje en las actualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *